Ahora asesinan a maestra cuya desaparición no investigó la PGJ

Con signos de tortura y semidesnuda, una mujer fue hallada sin vida en la junta auxiliar San Francisco Totimehuacán, horas después que sus familiares la reportaron como desaparecida ante la Procuraduría General de Justicia (PGJ), misma que se negó a iniciar la investigación.

Alrededor de las 12:30 horas del sábado, el cuerpo fue localizado en el paraje denominado “Tepalcoyo Los Barrancos”, en la entrada de la unidad habitacional La Guadalupana.

La víctima, quien al parecer era maestra de preescolar, presentaba diversas contusiones y junto al cuerpo estaba una piedra con la que presumiblemente también la golpearon en el rostro, pues en ella había rastros de sangre. Además, no portaba blusa ni brasier, sólo tenía puestos un pantalón de mezclilla azul y muy cerca fueron hallados unos zapatos blancos y un chaleco color rojo.

Cuando personal del Ministerio Público de Homicidios hizo las diligencias de levantamiento de cadáver, no se le encontraron identificaciones y quedó registrada como la desconocida 88, de acuerdo con la averiguación previa 71/2015.

Posteriormente se supo que la occisa era Verónica Espinoza Arcos, 43 años de edad, quien había desaparecido el viernes por la noche y era buscada por sus familiares en la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPTM), Servicio Médico Forense (Semefo) y Procuraduría General de Justicia (PGJ).

En ninguna de las instancias mencionadas se les pudo dar razón sobre el paradero de Verónica, por lo que decidieron interponer en la PGJ una denuncia por desaparición; sin embargo ahí les indicaron que no podían iniciar la investigación hasta que se cumplieran 72 horas.

El agente del Ministerio Público de la Novena Agencia recibió la denuncia hasta las 18:06 horas del sábado, es decir, varias horas después que Verónica fue encontrada asesinada.

En la averiguación previa 282/2015/9APUE, se estableció que el hijo de la víctima, José Luis Parada, vio por última vez a su mamá a las 22:30 horas cuando salía de su domicilio, en la colonia Balcones del Sur, a bordo de su camioneta Jeep Patriot, color blanco, y las 2 de la mañana ambos tuvieron contacto a través de Whatsapp.

La mujer no llegó a dormir y por ello sus familiares se preocuparon y comenzaron a buscarla en las dependencias de gobierno, donde tampoco sabían nada de ella.

Aseguran vehículo para las investigaciones

De acuerdo con reportes extraoficiales, la camioneta de la desaparecida se encuentra asegurada para las indagatorias, aunque se desconoce dónde fue localizada.

Además, el móvil del crimen tampoco se ha definido todavía. Los vecinos de La Guadalupana sólo pudieron referir que durante la madrugada escucharon que una mujer corría y gritaba pidiendo auxilio, por lo que salieron a ver lo que estaba pasando y ya no encontraron a nadie.

banner fundacion