Es 7 veces menor el registro oficial de feminicidios en Puebla

, Puebla

disenofeminicidiospue

Mientras la PGJ registra 20 casos, organizaciones civiles señalan que hay hasta 144 desde que se tipificó este delito en la entidad.

Sólo 20 feminicidios cometidos en Puebla reconoce la Procuraduría General de Justicia (PGJ) desde que se tipificó este delito, en noviembre de 2012, sin embargo el Observatorio de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr) contabiliza 144 casos, entre enero de 2013  y agosto de 2015.

En tanto que el Tribunal Superior de Justicia, en respuesta a una solicitud de información con folio 429/2015, hecha por el Odesyr, expuso que de enero de 2013 a marzo de 2015 no se emitió ninguna sentencia por feminicidio en el estado.

Este dato contrasta con información proporcionada por el propio tribunal a través de la solicitud de información 230314, donde se reconoce una sentencia por feminicidio por la muerte de Patricia Limón Méndez, en febrero de 2013.

Apenas el viernes pasado fue hallado el cuerpo sin vida de Verónica Espinoza Arcos, profesora de un preescolar, en un paraje de la junta auxiliar de San Francisco Totimehuacán, en la ciudad de Puebla. Su cuerpo presentaba signos de tortura.

Y el 25 de agosto se reportó como desaparecida a Paulina Camargo Limón, de 19 años de edad y con 18 semanas de embarazo, quien presuntamente fue asesinada por su novio al no querer abortar.

PGJ sólo reconoce 20 casos

En contraste con las cifras de organizaciones civiles, la Procuraduría poblana reconoció, de noviembre de 2012 a la fecha, 20 casos de asesinatos de mujeres con el agravante de feminicidio.

Aunque organizaciones sociales como el Odesyr y el Observatorio de Violencia Social y Género, del Instituto de Derechos Humanos Ignacio Ellacuría SJ, de la Universidad Iberoamericana de Puebla (UIA), calculan entre 118 y 144 los decesos registrados entre 2013 y 2015.

De manera hemerográfica, es decir, con base en notas periodísticas, los observatorios documentaron siete veces más feminicidios que los admitidos de manera oficial.

El Odesyr identificó 144 casos de enero de 2013 al 31 de agosto de 2015, mientras que el observatorio de la Ibero contabilizó 204 casos, de 2010 a lo que va del año.

En noviembre de 2012 el Congreso del estado aprobó una modificación al artículo 312 BIS al Código de Defensa Social para el Estado, y el apartado K Bis al artículo 69 del Código de Procedimientos en Materia de Defensa Social, para incrementar las penas contra los feminicidas.

De tal manera que las sanciones van de 30 a 50 años de prisión para los culpables de matar a una mujer por odio, celos extremos, cuando existan datos que establezcan en la víctima lesiones infamantes, violencia sexual, amenazas o acoso, tormentos o tratos crueles, inhumanos o degradantes.

Nulas sentencias

Por su parte el Tribunal Superior de Justicia ha emitido a lo mucho una sentencia contra feminicidas desde finales de 2012, cuando se tipificó el delito, a marzo de este año.

Brahim Zamora Salazar, representante del Odesyr, solicitó al Tribunal Superior de Justicia del estado de Puebla un informe de “cuántos procesos penales por el delito de feminicidio han sido sentenciados y cuál ha sido el sentido de las sentencias entre el mes de enero del año 2013 al mes de marzo del año 2015 en el estado de Puebla. Desagregar por año, edad y género….”.

La respuesta del Poder Judicial fue que “no se registró sentencia alguna en el periodo comprendido del mes de enero del año 2013 al mes de marzo del año 2015, por el delito de feminicidio”. Asimismo se refirió que los datos no se tienen desagregados por año, edad y género.

Sin embargo a Mely Arellano, del portal Lado B, se le respondió que había una sentencia por feminicidio, referente al caso de Patricia Limón, asesinada y agredida sexualmente por su entonces pareja sentimental, Nicolás Pérez Pantoja.

De acuerdo con la responsable del Programa de Género de la Universidad Iberoamericana de Puebla, María de Lourdes Pérez Oseguera, son señales de feminicidio la tortura, golpes, vejaciones sexuales, si hubo despojo de la ropa o antecedentes de violencia; también si el cuerpo fue maltratado, desmembrado, calcinado o abandonado en carreteras o barrancas.

“En el feminicidio cuenta el antes, el durante y el después (…) Cualquier servidor público, pero sobre todo de Salud y de Procuración de Justicia, deben tener claro qué es el feminicidio”, agregó la especialista en entrevista.

e-consulta

banner fundacion