Gobierno alemán acusa a empleados por rifles que llegaron hasta Iguala, Guerrero

, Noticias
rifles
Personal de la firma Heckler & Koch habría violado ley de control de armas.

La Fiscalía de Stuttgart, Alemania, presentó  cargos contra seis empleados de la empresa armamentística alemana Heckler & Koch en un caso derivado de los rifles encontrados tras la tragedia del 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

La agencia EFE reportó que la Fiscalía acusó a estas seis personas de un presunto delito contra la Ley de control de armas de guerra y otro contra la legislación que regula el comercio exterior, mientras que ha archivado la causa contra otros 13 empleados de la compañía.

Los hechos de los que se acusa a estas seis personas tuvieron lugar entre 2006 y 2009, cuando los procesados presuntamente permitieron conscientemente que armas y sus accesorios, cuya venta había autorizado el gobierno alemán para ciertos estados mexicanos, acabasen en otros lugares con problemas de violencia, como el estado de Guerrero.

La ley alemana prohíbe la venta de armamento a zonas en conflicto y algunos estados federados mexicanos están incluidos dentro de esta clasificación debido a la violencia alrededor del narcotráfico.

Los seis acusados trabajaban entonces para Heckler & Koch y eran, respectivamente, representante de ventas en México, empleada de la filial local y directivos. La empresa alemana Heckler & Koch vendió unos 10 mil rifles de asalto tipo G-36 a México en 16 envíos distintos.

El gobierno de Alemania aprobó el pasado ocho de julio una disposición con miras a mejorar el control del destino final de las exportaciones de armas, luego de que el destino de las armas que vende el país germano ocasionara problemas como el de México, cuyo Congreso pidió que se investigue el supuesto ingreso ilegal de armas alemanas a zonas de conflictos armados.

El pasado mes de febrero el comisionado del Gobierno alemán para los Derechos Humanos, Christoph Strässer, visitó a familiares de los 43 estudiantes desaparecidos y reconoció que el empleo de armas alemanas no podía descartarse y pidió perdón en el caso de que así hubiera sido.

Alemania es el cuarto mayor exportador de armas del mundo. El año pasado fueron aprobadas ventas por 7 mil 200 millones de dólares, un 22 por ciento menos que en 2013 y el nivel más bajo desde 2010, según datos del gobierno alemán.

e-consulta

banner fundacion