Investigan responsabilidad penal tras deslave en Guatemala

, Noticias

Las alarmas y señales estaban dadas mucho antes del deslave en la comunidad de Cambray II que ha dejado hasta ahora más de 160 muertos y cientos de desaparecidos, pero ninguna autoridad hizo nada para evitarlo.

La municipalidad de Santa Catarina Pinula asegura que advirtió a la población sobre los riesgos, aunque los residentes que sobrevivieron aseguran que nadie les dijo nada sobre el peligro que corrían.

El último aviso lo dio la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres, conocida como Conred: en un estudio técnico de noviembre de 2014, solicitado por la propia municipalidad, señaló que los pobladores enfrentaban riesgos debido al crecimiento constante del río Pinula, especialmente en época de lluvia, que pasa por la comunidad.

“Se observan fracturas en bloques de material que pueden indicar futuros deslizamientos (de tierra)” dice el informe, que asegura que también los pobladores habían realizado trabajos en el río para poder cruzarlo, incluso con una reducción hasta de 10 metros en algunas áreas.

Pero esa información, según los vecinos, nunca llegó a sus oídos.

Los habitantes estaban acostumbrados a vivir con el desborde del río y deslizamientos de tierra. De hecho, no fue sino hasta el lunes, tres días después de la tragedia, que autoridades declararon el lugar inhabitable.

 UNIVISION

banner fundacion