Jueves, 22 Octubre 2015 01:20 Pobladores de Ajalpan justifican la barbarie, 48 horas después

, Puebla

072b4576fe24bfbd35801e164bd8d2af_L

Los involucrados aseguran que los hermanos Copado no eran encuestadores sino secuestradores. “Entrevistadores jajajaja y por qué querían entrevistar a una niña, si solo es una pequeña, ella que va hacer, por favor y a las 7 de la noche y dicen que somos ignorantes, solo nos defendemos porque ya no vamos hacer la gente pendeja que solíamos ser”, dice uno de los pobladores

Ni las fotografías, ni los videos, ni las repercusiones mediáticas internacionales han hecho recapacitar a algunos pobladores de Ajalpan que insisten en justificar el linchamiento de dos encuestadores inocentes, a través de redes sociales como Facebook.

No les importa ser exhibidos como “asesinos” a nivel nacional e internacional, y siguen justificando el porqué hicieron justicia por propia mano, pese al hecho comprobado de que los masacrados solamente eran unos jóvenes encuestadores. Creen que comenzaron una “revolución” para que ya ningún extraño ingrese a su pueblo, enclavado en la Sierra Negra de Puebla, a 140 kilómetros de la capital, aproximadamente.

En redes sociales, principalmente en Facebook exhiben que no les interesa haber terminado con la vida de los hermanos José Abraham y Rey David Copado Molina, encuestadores de la empresa Marketing Research & Services, en la plaza pública, y alegan que los únicos irresponsables son las autoridades por no ofrecer seguridad y dar pie a que los habitantes hagan justicia por propia mano.

“Entrevistadores jajajaja y por qué querían entrevistar a una niña, si solo es una pequeña, ella que va hacer, por favor y a las 7 de la noche y dicen que somos ignorantes, solo nos defendemos porque ya no vamos hacer la gente pendeja que solíamos ser”, escribió en esta red, Brenda Aldaraca Cortés, habitante de esta demarcación.

En la página Ajalpan Actual, se han divido las opiniones, algunos creen que los hermanos “merecían” morir torturados y quemados vivos como una forma de dejar en claro a las autoridades que serán los habitantes quienes tomarán el control, sino se garantiza gobernabilidad.

Otros como Eduardo Rafael Tequextle Petla manifestó no estar orgulloso de lo que sus paisanos hicieron pero “las autoridades no hacían caso de las denuncias que hacían de los niños robados y si dicen que no hay denuncias, por favor AJALPAN no es tan grande y todos sabemos lo que está sucediendo (…)”.

Mensajes de justificación de este tipo cientos de los que se han escrito en las redes, mientras que por un lado, medios nacionales e internacionales han retomado el tema, y en programas de opinión, así como organismos que han condenado los hechos al calificarlos de atroces y barbarie.

Un pueblo dividido

A raíz del brutal homicidio de los hermanos Copado Molina, los habitantes se han divido: por un lado el grupo radical que se mantiene en su postura de haber hecho justicia, por otro, algunos que han organizado misas para pedir por el “descanso eterno” de los jóvenes.

Sobre todo, mujeres, han llevado veladoras y ramos de flores en la plaza principal en donde la noche del lunes 19 de octubre, fueron torturados y quemados vivos al ser acusados de secuestradores.

Sin embargo, los que están en el papel de lamentar lo ocurrido, son minoría. En un recorrido realizado en este lugar, casi nadie accede a hablar de lo ocurrido esa noche de infierno cuando entre aplausos en señal de victoria, incineraron en leña a los dos encuestadores de Marketing Research & Services.

Suplemento Diario

                          CAMBIO

                                    de Valsequillo

banner fundacion