Causa y Efecto

Por: José Antonio de la Vega Moreno

La renuncia de Estefan si se dio.

            Los problemas que no terminan en la campaña de la candidata del Partido Revolucionario Institucional, Blanca Alcalá Ruiz, son reales, y lo sabe, puesto que hace un par de semanas lo comentó a personajes cercanos a la abanderada priista, entre ellos, Víctor Manuel Giorgana, el diputado federal del Partido Encuentro Social, Alejandro González Murilo.

            Alejandro González Murillo, es cercano al grupo Hidalgo, además, es sobrino del ex Procurador de Justicia en nuestro país, Jesús Murillo Karam, siendo de ese instituto político como el PES, les vino a corregir la plana. De hecho se habla que alzó la voz por no tener buenos resultados el PRI en Puebla.

            En ese encuentro se habló de mandar a judicializar la elección y que en la federación se vería cómo quedarían las cosas, situación que deja entre ver, que Puebla, junto con otras entidades estarán siendo no judicializadas, sino negociadas.

            Blanca Alcalá Ruiz, sabe que se alejó y demasiado no sólo de la ciudadanía, sino de los propios equipos internos del PRI. Grupos que por cierto, han abierto la brecha para no trabajar en su beneficio el día “D” de la elección.

            Alejandro González Murillo, gente cercano al Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, pidió en ese encuentro, que se trabajará mejor, para poder acercar un poco más a la candidata del PRI con su oponente, Antonio Gali Fayad; y les volvió a remarcar, judicializaremos el proceso, pero hay que estrechar más la contienda, pidió.

            Víctor Manuel Giorgana Jiménez, fue testigo mudo de lo que este diputado del PES, les mencionaba, y no daba crédito que un ajeno al partido y no a los grupos de poder, les viniera a corregir la plana en Puebla.

            También, hablamos hace unos días de cómo tienen clasificados a los prisitas sobre el escritorio de un prominente funcionario y operador priista en la capital del país.

El documento plasma que hay tres figuras priistas nada alentadoras y claro está, nada que pueda convenir a los intereses partidistas con miras a las elecciones del próximo 5 de junio.

La radiografía es muy reveladora y pone al descubierto el por qué la campaña de su abanderada a la mini gubernatura no camina y no avanza como se desea por parte del CEN del PRI.

La clasificación de los priistas los hay desde inservibles-inútiles, corruptos-ladrones, así como chantajistas-oportunistas, es la clasificación que los deja muy mal parados con quien toma decisiones en el centro del país.

En la lista se encuentran desde el líder estatal del PRI poblano, Jorge Estefan Chidiac, Javier López Zavala, Enrique Doger Guerrero, Pepe Chedraui, Melquíades y Fernando Morales, hasta el secretario de comunicación social, Ismael Ríos.

En el expediente y análisis que sabe de su existencia, se asienta por ejemplo, que Javier López Zavala, se ve cercano a Eukid Castañón, Enrique Doger Guerrero, con su plan “B” Antonio Gali Fayad, José Chedraui, es calificado como débil, sin estructura y con muy poca operatividad política, Edgar Chumacero, yerno de la candidata priista, soberbio y prepotente, Jorge Estefan Chidiac, también aparece en los documentos donde se estudia el perfil de los priistas poblanos, ahí, se asienta que pese a su férrea confrontación con el gobernador del Estado de Puebla, nunca ha tocado a Antonio Gali Fayad, quien por cierto es su concuño. Además, de haber registrado su comentario “duele más el cuero que la camisa, la familia es para siempre, la política es pasajera”.

Por todo ello, los priistas y la propia candidata debe estar preocupada, los priistas no son de confianza entre ellos y lo que es peor, ni a quién irle en la vida interna del PRI.

Al tiempo.

banner fundacion