Causa y Efecto

Por José Antonio de la Vega Moreno

Qué futuro les depara.

El próximo domingo se define la elección al gobierno del estado, pero quien diga que no, también se define en muchos sentidos el proceso de 2018.

Por ello, nos preguntamos qué destino o qué futuro les depara a los Gali, a los Castañón, a los Chedraui, a los Morales, a los Marín, a los Armenta, a los Alcalas, cuando ir a un proceso electoral en el 2016 sabes que le apuestas a la elección presidencial de dos años después.

En caso de triunfar Antonio Gali Fayad, será un hombre ampliamente poderoso, pues tendrá en sus manos la decisión de designar a los candidatos a algunas presidencias municipales, diputaciones locales, federales, regidores entre otras.

Al mismo tiempo, su triunfo fortalecería a un más al actual gobernador del Estado, Rafael Moreno Valle rumbo a sus aspiraciones presidenciales, pese a que más adelante, se encuentre con su enemigo número uno al interior del PAN, ex presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa.

Caso contrario, si Blanca Alcalá triunfa, personajes como Alejandro Armenta Mier, Jorge Estefan Chidiac, Víctor Manuel Giorgana, el mismo, Edgar Chumacero se fortalecen y estaría peleando para 2018 la primera magistratura del estado y la propia presidencia municipal.

De salir derrotados, estos personajes estarían culminando su camino legislativo federal con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, pero sin ninguna posibilidad de ocupar un cargo público por los menos de 2018 al 2021.

Retornando a la decisión interna del PAN, Antonio Gali Fayad de triunfar en la gubernatura, lo inmediato que tiene que hacer, es la separación total, sino rompimiento, si un distanciamiento sano entre el nuevo gobernador y el ex, Rafael Moreno Valle, que así sucederá.

Mientras tanto, Blanca Alcalá Ruiz, de ganar tendrá que cumplir los acuerdos adquiridos con quien los haya adquirido y de ahí trabajar formalmente rumbo a la contienda de 2018.

De perder Blanca Alcalá, regresará a concluir su responsabilidad en el Senado y de ahí, buscar los amarres necesarios para los suyos, es decir, para Karina Romero Alcalá y de su yerno, Edgar Chumacero.

De manera paralela, los grupos al interior del PRI y del PAN, vendrán por sus bríos y no son pocos los que buscaran que se les reconozca su tarea como políticos y operadores, el propio Mario Marín Torres, se está ayudando para que en el 2018 salga como candidato a la senaduría priista.

Por eso, asiento que la elección de 2016 define y de muchas maneras la elección de 2018 en donde habrá un abanico de oportunidades para hombres o  mujeres priistas, panistas, perredistas, en fin, vamos a esperar quien salga ganar y de la elección de 2016, se define la 2018.

banner fundacion