Cien líderes indígenas dan las gracias al Papa, pero dejan claro: “Las palabras no bastan”

, Noticias

Un centenar de representantes de pueblos indígenas y campesinos de 15 países, reunidos en el Estado mexicano de Chiapas con motivo de la visita del Papa Francisco, afirmaron hoy que “las palabras no bastan” y pidieron apoyo en la conservación del planeta.

Los líderes reunidos en San Cristóbal de las Casas, y quienes viajaron desde remotos bosques de Latinoamérica hasta Chiapas, hicieron un llamado “a los gobiernos, corporaciones y a la Iglesia católica a seguir al Papa Francisco y unirse a los pueblos tradicionales, salvadores del planeta”.

El anuncio fue difundido por la Alianza Mesoamericana de Pueblos y Bosques (AMPB) tras el encuentro que “representantes de una gran diversidad de pueblos indígenas y campesinos de Latinoamérica” sostuvieron para compartir sus reclamos ante el “despojo territorial” y “la devastación” de “las selvas y los bosques”. Concretamente, pidieron “poner en práctica la revolucionaria visión del Papa con respecto al rol de los pueblos indígenas para salvar el planeta” al considerar que “las palabras solas no bastan”.

La visita del Papa a San Cristóbal de las Casas este martes es una de las más simbólicas de su viaje a México, que comenzó formalmente el sábado en la capital y termina este miércoles en Ciudad Juárez, en la frontera con Estados Unidos.

En el empobrecido estado de Chiapas, el Pontífice ofició una misa multitudinaria frente a miles de personas de distintos pueblos originarios a quienes dijo que la gente debería hacer un examen de conciencia y pedir “perdón” por el trato a sus pueblos. ”Muchas veces, de modo sistemático y estructural, vuestros pueblos han sido incomprendidos y excluidos de la sociedad”, dijo en su homilía Francisco, quien en 2015 pidió perdón a los indígenas por las masacres cometidas en la época colonial.

En la localidad de San Cristóbal de las Casas, también pidió la protección del ambiente, que junto con las culturas indígenas es parte de las preocupaciones que ha manifestado en su papado. ”Ya no podemos hacernos los sordos frente a una de las mayores crisis ambientales de la historia”, dijo y recordó que los indígenas “en esto tienen mucho que enseñarnos”.

Parte de la misa fue oficiada en tres lenguas indígenas (tzeltal, tzotzil y chol) en un escenario que tenía la réplica de la fachada de la catedral de San Cristóbal de las Casas, con un brillante amarillo y rojo. La ceremonia se realizó en medio de música de marimba y algunos rituales que los pueblos originarios introducen a las celebraciones eucarísticas en el sureste mexicano.

En un momento, un indígena tzotzil le dijo que acostumbraban rezar cada quien de rodillas y en sus propias lenguas. Más adelante, se realizó una danza ritual que un sacerdote aclaró que no era “un momento folclórico, sino una oración”, durante la cual la gente movió ligeramente el cuerpo al ritmo de música de violines que niños tocaban.

Con Información de sinembargo.mx

banner fundacion