Decepciona campaña de Roxana Luna

Por: Carlos Gómez / @gomezcarlos79  Foto: David Peréz

Se esperaba más de Roxana Luna en su papel de candidata del PRD a la gubernatura de Puebla, pero ha quedado mucho a deber.

Primero escobas, luego sartenes, regresó a las escobas, luego una obra de teatro y ya.

La misma candidata confesó, a sus ayudantes, en su evento dirigido a policías estatales que ya se le habían agotado las ideas para la campaña.

Y es muy notorio que Roxana Luna está fuera de la contienda electoral ya que no ha podido meterse a la campaña, ni a los temas importantes, ni marcar una agenda política, ni ganarse los espacios en los medios de comunicación.

Ayer resurgió en los memes de redes sociales porque sus escobas de la campaña serían de gran utilidad por la caída de la ceniza del volcán Popocatépetl.

Se pensó que sería una auténtica pesadilla para el candidato del PAN, Tony Gali, por la forma en que ganó la candidatura del PRD a la gubernatura al derrotar a los perredistas – morenovallistas.

Sin embargo, en dos semanas cumplidas de campaña no ha sido capaz de mandar un solo mensaje, un acto destacado, una propuesta que acapare la atención de la sociedad.

La irrupción de Ana Teresa Aranda prácticamente le quitó los pocos reflectores que mantenía Roxana Luna en la actual campaña a la gubernatura.

Ana Teresa Aranda tiene mayor presencia en redes sociales, tiene mejor cobertura en medios de comunicación y sus declaraciones sí llaman la atención entre los ciudadanos.

Muy poco duro la presencia de Roxana Luna en la campaña porque no sabe cómo entrar en la contienda con fuerza.

Y si sigue así, entonces quedará en el último lugar en las votaciones del próximo 5 de junio.

En el caso de Abraham Quiroz no se esperaba más de lo que hace.

La fuerza de MORENA lo tienen bien posicionado en un interesante tercer lugar y eso no se debe a su personalidad o estrategia de campaña.

Abraham Quiroz está en tercer lugar de las encuestas gracias a Andrés Manuel López Obrador.

No se esperaba más de su campaña.

No ha decepcionado a nadie.

Así que Roxana Luna tiene pocos días para que resurjan las ideas, se meta a la contienda y pueda ganar reflectores.

De lo contrario será recordada como una pésima candidata.

Quizá le hace falta cambiar de asesores y un verdadero estratega político porque si siguen con las escobas no ganará la simpatía de los poblanos y seguirá siendo objeto de burlas.

Desde luego que el morenovallismo es el más contento con el bajo nivel de la perredista.

Es una piedra menos en el zapato de Tony Gali.

O quizá nunca lo fue.

banner fundacion