Detienen a canadiense en Acapulco por abuso sexual de menores

, Noticias

Un hombre de origen canadiense fue detenido y consignado ayer por el delito de abuso sexual de menores en el puerto de Acapulco, considerado desde hace años como “un paraíso sexual infantil” para pederastas.

La Fiscalía General del estado (FGE) acusó de pederastia a Walter Suk, de 68 años y procedente de Quebec, Canadá, luego de que fuera detenido por agentes federales cuando besaba a una niña en la avenida costera Miguel Alemán.

Al respecto, la FGE informó a través de un comunicado oficial que la agencia del Ministerio Público en Delitos Sexuales integró la averiguación previa TAB /EDS /02/0272/2016 por el delito de abuso sexual de personas menores de edad (doloso).

El presunto pederasta se encuentra detenido en la Agencia de Delitos Sexuales del puerto de Acapulco y en las próximas horas será consignado ante un juez de primera instancia para que se determine su situación legal.

El hecho causó polémica en redes sociales, luego de que se difundiera el video donde se observa al extranjero besando a la menor de edad.

El puerto de Acapulco no sólo es considerado como la ciudad más violenta a nivel nacional, también se caracteriza por atraer a pederastas extranjeros ante la complacencia de autoridades.

En 2002, Proceso público el reportaje titulado Acapulco, paraíso sexual infantil, en el que se advierte que en un año la prostitución infantil se incrementó a tal grado que el puerto se convertía en el sitio predilecto de extranjeros para el llamado turismo sexual.

Ante la indolencia de autoridades municipales, estatales y federales, día y noche las áreas más concurridas por visitantes mexicanos y extranjeros son utilizadas para el comercio sexual, en el que muchos menores de edad participan, refiere el texto firmado por la periodista Gloria Leticia Diaz.

“En el zócalo, la base marítima y en los centros comerciales; en restaurantes con servicio de librería, en la playa y en las inmediaciones de centros nocturnos como table dance o chipandale, niños y niñas se ofrecen por un mínimo de 50 pesos y hasta por 200 dólares”.

Otros menores son explotados en los mismos centros nocturnos y casas de citas, así como en negocios con servicio a domicilio que se anuncia en los principales diarios de Acapulco, señaló en ese entonces el trabajo periodístico.

Con información de Proceso

banner fundacion