Dietas de legisladores no tienen recorte alguno

Los salarios en las cámaras del Congreso para los más de 4,000 empleados que laboran para atender en sus quehaceres a los senadores y diputados no se mermarán en el 2017, incluida la dieta de los legisladores.

En el 2016, la dieta neta mensual de un diputado federal es de 74,000 pesos, sin contar con las prestaciones de ley, como seguro de vida y gastos médicos mayores, fondo de ahorro, entre otros. Adicionalmente, cada uno de los 500 diputados recibe apoyos económicos por 45,786 pesos por concepto de asistencia legislativa y otros 28,772 pesos para brindar atención ciudadana.

El secretario general de la Cámara de Diputados es quien recibe el salario más alto, con 151,444 pesos mensuales.

Le sigue el secretario de Servicios y contralor interno con un sueldo bruto de 131,739 pesos. Las percepciones de un coordinador oscilan entre 115,442 y 122,746 pesos.

En San Lázaro, un director general y homólogos cuentan con salarios de entre 88,657 y 115,111 pesos mensuales; mientras que los directores de área perciben ingresos por 52,919 y hasta 81,662 pesos mensuales.

Un subdirector de área tiene una remuneración de entre 31,883 y 51,843 pesos; mientras que un jefe de departamento registra ingresos por 18,821 y hasta 31,727 pesos.

En el caso de los senadores de la República, de acuerdo con su portal de transparencia, cada uno de los 128 legisladores recibe un salario de 117,400 pesos mensuales, sin contar con las prestaciones económicas que también perciben como seguro de vida institucional, de gastos médicos mayores, seguro de separación individualizado y gratificación de fin de año.

En cuanto a nivel salarial, el secretario general de la Cámara Alta es quien recibe prácticamente el mismo salario que un senador: 117,000 pesos mensuales.

Le siguen quienes ocupan los cargos de coordinador, contralor y tesorero, en cuyos casos pueden recibir salarios de 99,300 pesos, 107,200 pesos y 115,400 pesos mensuales.

Un jefe de departamento puede tener salarios entre 22,300 y 31,000 pesos mensuales; un subdirector de área, entre 32,100 y 44,300 pesos; mientras que un director de área llega a ganar entre 44,800 y 68,300 pesos mensuales.

El Economista

banner fundacion