Gobernadores panistas se desmarcan de Moreno Valle

  • Por Alejandro Mondragón / Al Portador
  • Status Puebla

Tampoco en los amarres políticos con los gobernadores del PAN, que representan nada más a 40 millones de mexicanos, Rafael Moreno Valle lleva mano.

Se pensaba de por lo menos tendría el respaldo sin cortapisas de 6 de los 11 mandatarios que para el 2017 ya estén en funciones: Puebla, Baja California Sur, Durango, Tamaulipas, Querétaro y Quinta Roo.

Puebla es suyo con Tony Gali. También cuenta con el apoyo de Carlos Mendoza Davis de Baja California Sur, pero nada más.

En Durango, José Rosas Aispuro, con quien Moreno Valle mantenía una alianza, determinó alejarse del poblano, luego de que éste pretendió en el CEN del PAN reventar la alianza con el PRD (tras romperse la poblana) que a la postre le sirvió para ganar. El mandatario ahora gravita en la esfera del interés de Los Calderón.

En Tamaulipas, única entidad frecuentada por Moreno Valle en campaña para llevar apoyos, Javier Cabeza de Vaca no quiso ser marca exclusiva del morenovallismo y abrió espacios de negociación con Ricardo Anaya y Margarita Zavala. No le gustó al poblano. La toma de posesión del panista se la llevaron Los Calderón.

Baja California Norte con Kiko Vega es territorio maderista, hoy más cercano a Margarita Zavala.

En Chihuahua, Moreno Valle está vetado por Javier Corral, quien nunca lo invitó a su campaña. No hubo relación política. En la interna por la dirigencia nacional, el hoy mandatario del norte acusó al poblano de corrupción.

En Veracruz, la trae comprada con el anayista Miguel Ángel Yunes. El panismo sabe que Moreno Valle jugaba con Héctor Yunes del PRI en la pasada elección.

Aguascalientes jamás fue de su interés, desde que su gallo panista perdió la interna frente al hoy candidato ganador del PAN: Martín Orozco Sandoval.

Guanajuato es un terreno zavalista y el góber Miguel Márquez también quiere jugar.

Querétaro es un estado que Moreno Valle consideraba de sus conquistas. Dos hechos han ocurrido desde la llegada al gobierno de Pancho Domínguez: su cercanía con el calderonismo y su compromiso con El Yunque.

Tan eso así que entregó al líder regional de La Organización, Alfredo Botello, la secretaría de Educación Pública y él se ha convertido en el vicepresidente de Querétaro. Domínguez digamos que se lleva con el góber de Puebla, pero antes tiene dos compromisos más: Los Calderón o Anaya.

Y donde a Moreno Valle se le voltearon es el Quinta Roo. Fue el poblano quien convenció a Carlos Joaquín de lanzarse como candidato.

El ex priista entregó su campaña a El Yunque y personajes ligados con Margarita Zavala. La Secretaría de Gobierno, por ejemplo.

En su toma de posesión, se registró el aplausómetro, donde se confirmó el respaldo espontáneo a los aspirantes, tal y como van en las encuestas.

El Yunque quiere cobrar facturas a Moreno Valle, mientras que otros grupos lo empujan a Puebla para encapsularlo y presentarlo como el nuevo cacique para enojo del gobernante Gali.

Status Puebla

banner fundacion