Gobierno no regatea apoyo a estados, puntualiza Enrique Peña Nieto

El Gobierno de la República no regatea su apoyo a los gobiernos de los Estados para llevar a cabo obras de infraestructura que beneficien a los ciudadanos, afirmó el Presidente Enrique Peña Nieto.

Al poner en funcionamiento el viaducto elevado sobre la autopista México-Veracruz en Puebla, el mandatario señaló que la premisa de su Administración es impulsar un trabajo conjunto con todos gobiernos locales, independientemente de cual sea su filiación política.

Aquí no importa cuál sea el signo político que tengan los gobiernos que trabajamos para servir a la sociedad que nos ha depositado su confianza.
Hubiera mezquindad auténtica si regateáramos esfuerzos para obras como la que hoy inauguramos o cualquier otra, pudiera realizarse”, subrayó.

Insistió que en el trabajo de su Gobierno ha quedado acreditada la voluntad política de impulsar proyectos de manera conjunta con todos, “y quien diga lo contrario, que lo pruebe, porque lo único que tenemos hoy por prueba es que el Gobierno se ha adherido a los esfuerzos de cualquier gobierno”.

Detalles de la obra

En el marco de la celebración del Día del Caminero, y acompañado por el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, y el gobernador de la entidad, Rafael Moreno Valle, el mandatario federal entregó la obra, que contó con una inversión de 10 mil 500 millones de pesos.

Esta vía que tiene una longitud de 15.3 kilómetros, se ubica sobre la autopista México-Veracruz, entre la planta Volkswagen y el estadio Cuauhtémoc, entre los kilómetros 113 y 128.3, tiene dos carriles de circulación por sentido y acotamientos laterales.

El viaducto elevado es parte del corredor carretero México-Puebla-Progreso y Puebla-Oaxaca-Ciudad Hidalgo (Chiapas), que a su vez se conecta con el corredor Acapulco-Veracruz, tendrá un tránsito diario de 11 mil vehículos, y beneficiará a una población de un millón 500 mil habitantes.

Excélsior 

banner fundacion