Hijo del Santo se quita la máscara pero gana demanda a Triple AAA

El conflicto empezó como una demanda por usar la imagen del Hijo del Santo sin su consentimiento.

Durante un proceso legal contra la Triple AAA, el Hijo del Santo tuvo que despojarse de su máscara; pero al final terminó ganando la batalla.

El conflicto empezó como una demanda por usar la imagen del Hijo del Santo sin su consentimiento, pero después se agregó su derecho a mantener el anonimato.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió quecualquier luchador puede comparecer portando sus máscaras, pues su actividad requiere que no se revele su identidad.

El Hijo del Santo ganó una larga batalla legal de casi 7 añosen contra de la empresa Triple AAA y su representante legal Marisela Peña, por comercializar DVD’s y videogramas con la imagen del enmascarado sin su consentimiento.

En el proceso, Peña argumentó que se había violado el proceso porque el Ministerio Público Federal permitió que un enmascarado presentara una querella, el caso se tornó también en el derecho del empresario y luchador a portar siempre su máscara.

El Hijo del Santo acreditó su personalidad mediante una credencial de elector y un certificado de derechos sobre el personaje que le otorgó el Instituto Nacional de Derechos de Autor.

Pero tuvo que quitarse la máscara ante las autoridades ministeriales para corroborar que su rostro correspondía con el de la credencial.

banner fundacion