Hospital de Traumatología, sin acuerdo para atender accidentados en carreteras: Escobedo

, Puebla

El secretario de Salud del estado (Ssa), Salvador Escobedo Zoletto, admitió que los lesionados en la carambola de autos ocurrida este fin de semana junto a la caseta de peaje de Amozoc, no fueron atendidos en el nuevo Hospital de Traumatología y Ortopedia “Doctor y General Rafael Moreno Valle”, que se ubica a un costado de la Autopista México–Puebla.

Reconoció que esto debido a que no existe un convenio de atención entre el gobierno estatal y Capufe para otorgar el servicio por incidentes automovilísticos.

Lo anterior fue declarado durante el segundo informe de labores del alcalde de Atlixco, José Luis Galeazzi Berra.

En tono molesto, el funcionario estatal expuso que se trabajará para que sean atendidos los lesionados por accidentes automovilísticos sobre esta vía, luego de que se evidenció que el nosocomio no está cumpliendo con esta finalidad.

Escobedo Zoletto aseveró que el Hospital de Traumatología, recién inaugurado por el presidente Enrique Peña Nieto y el gobernador Rafael Moreno Valle, se encuentra en funciones y que incluso cuenta con 21 internos y cerca de 400 trabajadores del sector salud.

“El hospital está funcionando con consultas, la semana pasada, y ayer con pacientes hospitalizados. Es mentira lo que dicen los medios, yo hice el recorrido y hay gente adentro”, intentó justificar.

–¿Por qué no atendieron a los lesionados de la carambola en Amozoc? –se le inquirió.

–Porque hay un convenio con Capufe, de trasladar a los lesionados al Hospital Betania.

–Entonces, ¿no es la finalidad del nuevo hospital atender a los lesionados por accidentes en la autopista?

–Efectivamente, pero habrá que entrar en un proceso de negociación con Capufe, para que los lesionados sean atendidos ahí, pero eso es una cosa diferente a lo que se está diciendo.

–¿Fueron atendidos o no?

–No.

Esta casa editorial público que a pesar que el nuevo Hospital de Traumatología y Ortopedia se encuentra a unos minutos de donde ocurrió el accidente múltiple reportado el viernes sobre la autopista Puebla–Córdoba, donde murieron ocho personas y 26 más resultaron heridas, la inoperancia del nosocomio hizo imposible su traslado para una pronta atención médica.

De haber estado en funcionamiento el sanatorio, que fue inaugurado ostentosamente por el gobernador del estado, el pasado 2 de febrero, las personas afectadas por el choque en el que estuvieron involucrados nueve vehículos compactos, tres tráileres y un autobús de pasajeros pudieron haber sido trasladadas a esta unidad médica para agilizar las labores de rescate.

Paramédicos de la Cruz Roja Mexicana mencionaron que las víctimas de los accidentes automovilísticos son asignadas a hospitales más cercanos para su pronto auxilio, tomando en cuenta la disponibilidad y ocupación de los sanatorios.

La vialidad en que ocurrió la tragedia es la misma ruta sobre la cual se encuentra ubicado el dispensario; sin embargo, ante la inoperancia de éste los heridos fueron trasladados al Hospital Betania.

Por la naturaleza de la colisión las instalaciones y específicamente la unidad de quemados pudieron ser aprovechadas para preservar la vida de las personas.

Se presume que un camión de doble remolque perteneciente a la empresa Coca Cola frenó de forma abrupta, provocando que un autobús de la línea AU se impactara en la parte trasera del primero. De forma inmediata otro tráiler chocó a gran velocidad con el transporte de pasajeros, desencadenando una explosión e incendiando así las tres unidades.

 

Con Información de La Jornada de Oriente

banner fundacion