La ciudad de Puebla va por el liderato nacional en cuanto a la cantidad de baches en sus calles: decenas de imágenes de ciudadanos poblanos que denuncian baches, más bien boquetes en las calles, inundan las redes sociales.

Los denunciantes acusan de ineficiencia del gobierno municipal para atender este problema, y no olvidan que el alcalde, Antonio Gali, dejó botado el puesto para emprender una aventura electoral en busca de la gubernatura del estado y encargó la administración municipal a uno de sus incondicionales: Luis Bank Serrato.

Más de un ciudadano poblano se pregunta dónde están los 100 millones de pesos que se iba a destinar este año para tapar baches en la ciudad de Puebla, inversión que fue anunciada con bombo y platillo en enero de este año por el secretario de Infraestructura y Servicios Públicos del municipio, Francisco Zúñiga Rosales.

Más allá de los anuncios, en las calles de la capital poblana no se ve por ninguna parte esa inversión ya que las denuncias y quejas ciudadanas por la “plaga” de baches parece no tener fin.

Algunos ciudadanos calculan que en las principales vialidades de la capital poblana hay al menos 4 mil 345 baches, pero las quejas siguen multiplicándose.

Un ejemplo: la plataforma Retio que recoge denuncias ciudadanas hechas en redes sociales de diversos temas, pone acento en la situación de los baches en la ciudad de Puebla. En lo que va de esta semana, se han hecho 24 denuncia de baches en las calles poblanas; la semana pasada la cifra fue de 61 quejas, es decir, un total de 85 reportes en tan solo 10 días.

En otras ciudades, incluso más grandes que Puebla, las denuncias por baches son menores en el mismo periodo (10 días): Monterrey tiene 69 denuncias; Guadalajara, 18, y Querétaro, una.

En enero de este año, Zúñiga Rosales prometía que con los millonarios recursos para tapar baches se podía implementar un programa permanente en el que participarían 20 cuadrillas con la misión de atender alrededor de 70 mil baches, tan solo en los primeros 25 días de enero.

La realidad muestra lo contrario, pues el número de baches no bajó, sin contar con los daños que ocasionan a los vehículo, como este camión atorado en un bache.

UN PROBLEMA DE TODO EL ESTADO

Pero el problema de los baches no es privativo de la capital poblana, sino que en casi todas las ciudades del estado gobernado por Rafael Moreno Valle es un problema recurrente.

Por ejemplo, el director de Servicios Públicos y Calidad del municipio de Atlixco, Roberto López López, reconoció recientemente que en esa ciudad quedan mil 500 baches por reparar.

Fuente: Hoy Las Noticias

banner fundacion