Lo que callamos los priistas

Zocalo Poblano

Por José Martinez
Como parte del análisis de la campaña de Blanca Alcalá a la gubernatura de Puebla por la coalición PRI-PVEM-PES, se determino que la estructura del Revolucionario Institucional  no cumplió con los objetivos  y en su momento tendrán que asumir su responsabilidad. Y los responsables tienen nombre y apellido, ya que contaron con recursos y apoyos para sus encomiendas:
Javier López Zavala: Coordinador de Activismo
Alberto Jiménez Merino: Coordinador de campaña permanente
Silvia Tanus: Coordinadora Electoral
José Chedraui: Dirigente Municipal
Gerardo Mejía: Coordinador de los comités municipales, quien por cierto toda la campaña se la pasó detrás de Edgar Chumacero  y de Karina Romero, en los recorridos que ella organizaba.
Alejandro Armenta: Fue un verdadero fracaso como coordinador general de campaña.
A eso súmenle “el trabajo del Partido Verde y el  de Encuentro Social”, ¿Por cierto, sus votos donde quedaron?
Y a los diputados federales a quienes se les encargo su distrito. ¿Qué Paso? No se diga de los delegados federales, quienes parece aprovecharon para vacacionar durante el proceso electoral.
También dejo mucho que desear el trabajo de la fundación Colosio, CNOP, CNC, CRM,  que tampoco abonaron votos.
Así como el desempeño de Karina Romero Alcalá, Alberto Jiménez Merino; Francisco Ramos Montaño,  quien tuvo que crear una estructura alterna  para sumar y buscar la unidad del partido. También destaca la labor de la diputada federal, Xitlalic Ceja, quien además  fue víctima de la represión del gobierno estatal.
Y el recuento de los daños sigue….
banner fundacion