Mató a su bebé porque la culpaba de su mala situación económica

, Nota Roja

Esteban Vargas Cuautle tenía rencor hacia su hija Valentina Vargas Mora, quien había nacido hace 15 días, ya que desde el embarazo de su pareja sentimental tuvo que salirse de estudiar, para trabajar, lo cual lo frustraba mucho.

 

 

El detenido, acusado de asesinar a la menor, habría confesado a las autoridades que el embarazo de su pareja no estaba planeado y por ello interrumpió sus estudios.

Señaló que había conseguido trabajo en una pizzería donde ganaba un sueldo muy bajo y que él consideraba no merecía. Por eso, creía que la culpable de toda su frustración era la pequeña Valentina. 

Esteban se encontraba en proceso de separación con su pareja sentimental y, para evitar su responsabilidad como padre, decidió matar a su hija y se hizo la víctima simulando su rapto.

El martes por la mañana salió de su domicilio, en la colonia Manantiales, de San Pedro Cholula. Presuntamente se dirigió al IMSS regional de ese municipio para que le aplicaran una vacuna a la bebé; sin embargo, en su mente ya tenía el plan para asesinarla.

Esteban asfixió a su hija privándola de la vida y luego la fue a tirar atrás del basurero de Calpan. Después pidió ayuda fingiendo que dos sujetos le habían arrebatado a la niña en calles de San Pedro Cholula.

No obstante, cayó en varias contradicciones y terminó por aceptar que había asesinado a la pequeña porque era una hija no deseada.

El joven de 19 años de edad quedó detenido y proporcionó a las autoridades la dirección donde abandonó el cuerpo, el cual fue localizado por personal de la Fiscalía General del Estado.

En su página web, el Observatorio Ciudadano de Derechos Sexuales y Reproductivos (Odesyr) catalogó la muerte de Valentina como el feminicidio número 27.

banner fundacion