Puebla, en los últimos lugares de mastografías en las instituciones públicas de salud

, Puebla

De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), Puebla ocupa el lugar número 17 de 24 entidades en distribución de mastografías realizadas en instituciones públicas de salud a lo largo del 2013, esto quiere decir, que de cada 100 estudios de este tipo efectuados en el país, sólo 1.4 fueron llevados a cabo en la entidad.

El estado se posiciona por debajo de regiones con pobreza extrema y altamente marginadas como Guerrero, Chiapas y Oaxaca que llevaron a cabo en el mismo periodo: 2.2, 1.9 y 1.8 por ciento, respectivamente.

Inegi reporta que el Distrito Federal realizó el mayor número de mastografías, registrando un total de 30; le sigue Baja California con siete y en tercer lugar Jalisco con seis mamografías.

En contraste con los anteriormente mencionados, se encuentran los estados que no rebasan el uno por ciento en llevar a cabo estos análisis clínicos como Quintana Roo, con 0.5; Tlaxcala y Campeche, con 0.7 por ciento; Aguascalientes, con 0.8, así como Colima y Querétaro, ambos con 0.9 por ciento.

En México la Norma Oficial Mexicana NOM–041 para la Prevención, Diagnóstico, Tratamiento, Control y Vigilancia Epidemiológica del Cáncer de Mama, señala como medidas para la detección: la autoexploración, el examen clínico de las mamas y la mastografía, que se deben realizar dependiendo de la edad de las personas.

La autoexploración debe practicarse a partir de los 20 años, el examen a los 25 años y las C deben hacerse por periodos bienales a partir de los 40 hasta los 69 años.

Cáncer, problema en crecimiento 

Los diferentes tipos de cáncer y la alta incidencia de muertes por este mal, hacen necesario el diseño de políticas públicas de fácil acceso a los servicios médicos, así como campañas de prevención de grandes proporciones como las que existen en contra del zyka, chikungunya o influenza, cuyas campañas de prevención son transmitidas por medios masivos de comunicación, que aunque son frecuentes no presentan las cifras alarmantes de los tumores malignos.

Se prevé que los casos anuales de cáncer aumentarán de 14 millones en 2012 a 22 millones en las próximas décadas.

El cáncer es una enfermedad como muchas otras que no distinguen entre la población de países desarrollados o en vías de desarrollo, sin embargo el alto índice de mortalidad por dichos padecimientos ocurre en regiones con falta de desarrollo y seguridad social debido a que el diagnóstico es realizado en etapas avanzadas de la enfermedad, esto debido al difícil acceso a los servicios de salud así como las escasas campañas de información y prevención que debe realizar el gobierno para permitir la detección precoz.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2015 se detectaron 1.38 millones de casos nuevos y en 2012 se atribuyeron al cáncer, 8.2 millones de fallecimientos a nivel mundial, siendo el de pulmón el de mayor incidencia a nivel global, seguido por el cáncer de mama que afecta principalmente a las mujeres.

El Inegi dio a conocer en 2013 que el porcentaje de defunciones que ocurrieron en el país a causa de algún tumor fue de 12.8 por ciento, de esta cifra 93.4 por cien se debió a tumores malignos.

Los tipos de cáncer que presentan mayor mortalidad son el pulmonar, prostático, gástrico, hepático y mamario.

El cáncer que más afecta al género femenino es el de mama, pues se reportan 35 casos por cada 100 mil féminas, seguido por el cervicouterino y hepático. Por su parte, el tipo de carcinoma más común en los varones es el de próstata que perjudica a 27 de ellos por cada 100 mil, posteriormente el pulmonar y el gastrico.

A nivel estatal, según las cifras anuales del Consejo Nacional de Población (Conapo) y el Inegi, en 2008, los fallecimientos de mujeres de más de 25 años de edad por cáncer de cuello uterino fueron de 12.95 por cada 100 mil. En el mismo periodo, la tasa de mortalidad por cáncer de mama fue de 8.5 por cada 100 mil habitantes mayores de 25 años.

En el caso del de próstata, se registraron 17.36 defunciones por cada 100 mil hombres de 25 años o más. Asimismo el carcinoma de hígado cobro la vida de 4.45 personas del género masculino por cada 100 mil con este padecimiento.

Y finalmente, la tasa de mortalidad en 2008 por cáncer de tráquea bronquios y pulmones fue de 1.36 por ciento del total de habitantes, de los cuales 1.96 de los casos son varones y 0.79 mujeres.

El origen del cáncer es multifactorial por lo que es imposible identificar una sola causa que propicie su aparición y desarrollo, pero existe una serie de elementos que colaboran con el riesgo a padecerlo, por ejemplo: el tabaquismo, la mala alimentación, niveles elevados de estrógenos en la sangre, obesidad, consumo de alcohol, consumo de hormas, gérmenes infecciosos, inflamación crónica, radiación, exposición prolongada a estrógenos endógenos, entre otros factores.

Ante ello, es de vital importancia la prevención mediante hábitos que funcionan para prevenir dicho mal y que actúan como protección contra él, en el caso del cáncer de mama: dar leche materna, como en otros tipos de cáncer: realizar ejercicio, moderar el consumo de alcohol y tabaco asi como llevar una dieta baja en grasas y altas futas y verduras. Pero no es suficiente ya que además de lo anterior , es necesario un sistema de salud público eficiente para las personas con escasos recursos y residentes en zonas marginadas.

Con información de La Jornada  de Oriente 

banner fundacion