Se va Beltrones; Jorge Estefan, cuándo?

Causa y Efecto

Por José Antonio de la Vega Moreno /@Tono_delaVega

El tablero político al interior del Comité Ejecutivo Nacional del PRI, se mueve, cambia y se ajusta. La renuncia de Manlio Fabio Beltrones al tricolor tras la derrota estrepitosa el pasado 5 de junio, puede replicarse en algunos comités directivos estatales, entre ellos, Puebla.

Los números son fríos y calculadores. Manlio Fabio había apuntado que de las 12 entidades en disputa por lo menos alcanzaría la victoria en nueve. No sólo no alcanzó lo señalado, sino que la elección hundió más al priismo, pues en entidades que eran un enorme bastión priista fueron arrebatas: Quintana Roo, Tamaulipas y Veracruz.

El huracán político electoral del pasado 5 de junio arrasó con todo a su paso, principalmente destrozó la dignidad política y desmoronó la fuerza del partidazo rumbo a la elección de todas las elecciones, misma que se disputará en el 2018.

La renuncia de Manlio Fabio Beltrones traerá como consecuencia replica que permita lavar la casa.

Jorge Estefan Chidiac tiene que responder con dignidad a su profunda responsabilidad de haber sido el presidente del Comité Directivo Estatal del PRI, con una elección pésima, sin unidad partidista y con los números más pobres que el partidazo en Puebla pudo haber presentado.

Voces al interior del PRI en Puebla, ya hablan de la transformación que desea su instituto político; y como lo mencionara Manlio Fabio Beltrones, “mi contribución inmediata para ajustar al interior de nuestro partido, es mi renuncia”.

Justo así lo debe sopesar, Jorge Estefan Chidiac, que no tendrá ninguna calidad moral de pedir destitución o expulsión de quienes operaron contra de su partido y mucho menos tendrá la fuerza para ir en busca en los próximos dos años de la reivindicación de su partido.

La salida de Jorge Estefan es inminente, si los grandes estrategas e íconos de la política lo hacen, porque no, un mísero político priista como él.

Estefan quedará marcado como el líder priista no derrotado, sino aplastado por la maquinaria de un solo hombre, Rafael Moreno Valle.

En Puebla los priistas hablan de que los traicionaron, los dejaron solos, nadie los apoyó, fueron infiltrados, pero haiga sido como haiga sido, -como dice el clásico- el PRI poblano sufre su falta de identidad y de transformación.

Se vería más digno, Jorge Estefan Chidiac dar un paso al costado y salir de la dirigencia estatal del PRI y evitar prolongar más su agonía, con los resultados pasados no le darán ninguna oportunidad de poner cuadros para el 2018.

Al tiempo.

banner fundacion