Supuesto acuerdo con Mourinho divide opiniones en Manchester

, Deportes

El Manchester United se mantiene en el más absoluto silencio respecto a sus planes de futuro. El club, que financieramente ha batido un nuevo récord de ingresos, tiene puesta la mirada en acabar la Premier entre los cuatro primeros de la clasificación y por bien que es un secreto a voces que Van Gaal no cumplirá su tercer año de contrato, su sucesor no está aún decidido.

“Mourinho ha sabido moverse con mucha presteza, haciendo ver que es la única solución posible para el Manchester United y no ha existido un discurso oficial que frenase toda esa sensación”, explicó este viernes a ESPN una persona próxima a los Diablos Rojos, quien repitió que el fichaje del entrenador portugués sigue provocando “mucha controversia en el club”.

“Creo que el Tottenham tiene al mejor entrenador de la Premier”, soltó Alex Ferguson hace pocas semanas en una cena en apoyo al futbol base, según descubrió David Lindon, miembro destacado del partido laborista británico, a una revista del club londinense. De esta manera, el entrenador más legendario del Manchester United se habría posicionado al lado de Mauricio Pochettino como aspirante al banquillo de Old Trafford.

Y no es sólo Ferguson el que se muestra reticente con Mourinho. En el campo todos los jugadores se conocen, más allá de mantener mejor o peor relación, y el vestuario del United no es ajeno la relación que mantiene el entrenador portugués con sus futbolistas. La plantilla de los Diablos Rojos, en ese sentido, no es demasiado favorable a su llegada.

“Me parece un buen entrenador, pero a su alrededor hay exceso de ruido, pontifica demasiado y no creo que encaje en la filosofía del Manchester United”, expresó hace tres años Bobby Charlton, presidente de honor del club y leyenda a la altura de Ferguson, mientras que Bryan Robson, 16º futbolista con más partidos en la historia de los Diablos Rojos (461 entre 1981 y 1994) se posiciona sin disimulo favorable a Ryan Giggs como futuro entrenador. “Es inteligente y tiene mucha preparación. Podría ser el Guardiola del United”, opinó el excentrocampista, recordando la eclosión de Pep en el Barcelona.

MATRIMONIO DE CONVENIENCIA
Alrededor de Old Trafford existe la sensación de que la relación entre Mourinho y el Manchester United es más una necesidad que un deseo. El club se encuentra sumido en una depresión que le invade desde la retirada de Ferguson y teme tanto prolongar su falta de títulos como ponerse en manos de un entrenador cuyo credo es, simplemente, el de ganar. A cualquier precio.

“Si le fichan demostrarán que tienen miedo”, expresó Jamie Carragher, histórico defensa del Liverpool y que a pesar de la legendaria rivalidad entre las dos entidades entiende que Mou no casa con la filosofía del United.

Mientras, Mourinho, silencioso, juega sus cartas y mantiene su nombre en el candelero, deslizando a través de sus próximos que ya tiene apalabrado un desembarco que desde Old Trafford se resisten a dar por hecho.

Los medios británicos han sacado a la luz en los últimos días tanto el supuesto contrato que tendría el portugués (tres años a razón de 20 millones de euros por temporada) como las facilidades que tendría a la hora de acudir al mercado de fichajes (380 millones de euros)… Pero a la catarata de informaciones que se suceden, el Manchester United ha respondido con el más absoluto de los silencios.

“Da la sensación que sea el United el que necesite a Mourinho mucho más que sea él quien quiera entrenar al equipo”, expresó esa fuente cercana a los Diablos Rojos, quien descubrió que “siendo probable” su fichaje, su aterrizaje en Old Trafford se está rodeando de tanto ruido que “desde el primer día estará presionado. Esto no es el Chelsea y su figura no despierta ni de lejos la admiración que mantiene en Stamford Bridge”.

Con información de ESPN

banner fundacion