Tiempo de reconciliación

, Noticias

Está claro que Antonio Gali Fayad sabe que ya llegó el tiempo de la reconciliación con todos aquellos poblanos que se sienten agraviados con los programas, obras y proyectos del gobernador, Rafael Moreno Valle.

El anuncio del mencionado programa “Borrón y cuenta nueva” que aplicará para los habitantes del municipio de Puebla que tengan adeudos en el pago del agua potable con la empresa concesionaria del SOAPAP, es apenas el principio de una serie de medidas que ya están listas para anunciarse.

Ha trascendido que el propio presidente municipal de Puebla, Antonio Gali, pedirá la cancelación del programa Monitor Vial, mejor conocido como Fotomulta.

A nadie deberá extrañarle que Tony Gali anuncie ese propuesta días antes de dejar la Presidencia Municipal de Puebla.

Hay una versión que habla de condonar todas las multas que tienen los problemas por ese programa.

Es evidente que el equipo político de Tony Gali tiene claro que una buena parte del enojo ciudadano con Rafael Moreno Valle está derivado en tres temas centrales: las fotomultas, el aumento en la tarifa del agua y la falta de unidades alimentadoras para el sur de la ciudad de la Red Urbana de Transporte Articulado (RUTA).

El mensaje de Tony Gali está dirigido a ese importante sector de la población que vive en la capital poblana.

En pocas palabras, Tony Gali busca una reconciliación con los poblanos.

Ayer por la noche la empresa concesionaria anunció que se cancelarán las deudas por 5 mil millones de pesos a todos aquellos poblanos que reconozcan sus pasivos e inicien en programa de pago puntual y sin retrasos.

El mismo comunicado habla de 245 mil personas que se verían beneficiados de manera directa.

¿Qué hará el equipo de Blanca Alcalá?

Hasta el momento la senadora mantiene una estrategia oculta y en espera del efecto que tengan las medidas anunciadas por Tony Gali.

El silencio guardado por el PRI durante muchos meses hoy se ha convertido en un problema para la aún senadora.

Por qué el PRI no exigió durante tantos meses la cancelación de las fotomultas y de la concesión del SOAPAP.

El único militante del PRI que puso el dedo en la llaga es el regidor, Iván Galindo.

Salvo el regidor ningún militante del PRI puso énfasis en el tema.

El PRI dejó pasar un tiempo valioso con esos temas.

Ahora Blanca Alcalá deberá emprender una nueva estrategia.

Los mensajes enviados por la senadora la semana pasada sobre estos tres temas generaron un importante debate en redes sociales.

Evidentemente el tema del agua ya no será un arma para la campaña.

Y las con las fotomultas ocurrirá lo mismo.

A la senadora le urge replantear la estrategia.

Si es que quiere ganar las elecciones del 5 de junio.

A partir de este lunes inicia la publicación de la columna Juegos de Azar en Contrastes de Puebla.

Es un espacio enriquecido por los reporteros de Contrastes.

 Con Información de Carlos Gómez

banner fundacion