Un médico, un abogado y un economista llegan al gabinete

El nuevo titular de la Secretaría de Salud (Ssa), José Narro Robles, es médico cirujano por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), con una larga trayectoria en el sector salud y la máxima casa de estudios. Apenas en noviembre pasado concluyó su gestión de dos periodos consecutivos como rector.

Tuvo un papel destacado en el conflicto estudiantil de 1986. Encabezó la delegación de la Rectoría en el diálogo público con los estudiantes y se encargó de la organización del Congreso Universitario de 1990.

En la UNAM, también ocupó el cargo de secretario general. En 1999, luego del otro conflicto estudiantil que mantuvo cerrada la Universidad durante casi un año, el entonces rector, Juan Ramón de la Fuente, lo nombró coordinador de la reforma universitaria.

En 2003 llegó a la dirección de la Facultad de Medicina.  En el sexenio de Ernesto Zedillo fue subsecretario de Salud.También destaca su paso por las direcciones generales de Salud Pública y de Servicios Médicos en el Distrito Federal. Fue secretario general del Instituto Mexicano del Seguro Social, presidente de la Fundación Cambio XXI y del Instituto Nacional de Ecología.

Narro tiene estudios de posgrado de medicina comunitaria en la Universidad de Birmingham, Inglaterra. Ha sido profesor  de la Facultad de Medicina en las materias de medicina preventiva, familiar y salud pública, entre otros.

Mikel Arriola Peñalosa llega a la dirección general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Es licenciado en derecho por la Universidad Anáhuac, maestro en políticas públicas por la Escuela de Economía y Ciencia Política de Londres, Inglaterra, y maestro en derecho por la Universidad de Chicago.

En la administración pública ha ocupado la gerencia de Cumplimiento Normativo de la Financiera Rural y la subdirección corporativa de Banrural. También se desempeñó como director general de Planeación de Ingresos y jefe de la Unidad de Legislación Tributaria en la Secretaría de Hacienda.

Desde marzo de 2011 fue titular de la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), organismo que reactivó en sus diferentes áreas, principalmente en la mejora de los procesos administrativos para el otorgamiento de registros sanitarios de medicamentos y dispositivos médicos, con lo que aumentó la oferta de productos genéricos.

Impulsó reformas a diversos reglamentos sanitarios como el de publicidad para regular los anuncios dirigidos a la infancia, así como para eliminar los comerciales de ‘‘productos milagro’’. Entre sus logros están las certificaciones a la Cofepris como autoridad sanitaria de referencia para medicamentos otorgada por la Organización Panamericana de la Salud y la que emitió la Organización Mundial de la Salud para vacunas.

José Antonio González Anaya es a partir de ayer director general de Petróleos Mexicanos (Pemex). Es egresado de la licenciatura en economía por el Instituto Tecnológico de Massachussets (MIT, por sus siglas en inglés) y doctor en Economía por la Universidad Harvard. Fue economista del Banco Mundial e investigador y profesor del Centro de Análisis para el Desarrollo, de la Universidad de Stanford.

También ha sido coordinador de asesores del subsecretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP); responsable de la Unidad de Seguros, Valores y Pensiones; coordinador de Entidades Federativas; jefe de Asesores del secretario de Hacienda, y subsecretario de Ingresos de la misma dependencia federal.

Desde diciembre de 2012 ha sido director del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), donde destacan sus logros en el manejo de la crítica situación financiera del organismo. Apenas en octubre pasado anunció al presidente Enrique Peña Nieto que la viabilidad de la institución está garantizada hasta el final del sexenio, y anticipaba que, con algunas otras medidas administrativas, lograría extender este resultado.

En 2014, González Anaya dio el primer giro a la crisis del IMSS, cuando anunció que se encontraba en un punto de inflexión, con la disminución en el uso de las reservas financieras.

Con Información de La Jornada 

banner fundacion