Revelan irregularidades del Colegio Rébsamen

Carlos Loret de Mola dio a conocer a través de una investigación, que la escuela en la que murieron 19 niños y 7 adultos, fue construida con un permiso de uso de suelo falso.

 

De acuerdo con Miguel Ángel Mancera y Aurelio Nuño, la responsabilidad de eso es de la delegación Tlalpan, mientras que Claudia Sheinbaum, delegada, aseguró que “todo está en regla”.

 

De acuerdo con el reporte, el INVEA realizó una verificación y notificó. Entonces, los propietarios del colegio presentaron un certificado de derechos adquridos, pero el documento era falso, según verificó a la postre la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, de la capital del país.

 

Ante esta situación, se detalló en la nota transmitida este domingo, el INVEA presentó una denuncia penal contra el colegio, por falsificación de documentos. No se detalló en qué momento ocurrió esta situación, en qué estatus está la demanda, y cómo es que el colegio siguió operando, a pesar de que se había detectado esa irregularidad.

 

La delegación Tlalpan, según el reporte, indicó que los dictámenes técnicos de la estructura de un edificio en la Ciudad de México, están a cargo de un director responsable de obra, o DRO, que depende de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda, y un corresponsable de seguridad estructural, un particular que es autorizado por la propia Seduvi.

 

El INVEA, en tanto, refirió que los permisos de construcción y protección civil son del ámbito de cada una de las delegaciones.

 

En ese sentido, este domingo el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, dijo que corresponde a las autoridades locales, de la Ciudad de México, verificar el uso de suelo y la seguridad de las construcciones, y no a la SEP.

 

“Todos los requerimientos que pide la SEP para operar se los da la autoridad local, porque la SEP no tiene el peritaje… ni tampoco el uso del suelo”, dijo Nuño.

 

“Nosotros estamos obligados por ley a que las autoridades locales son los que definen los usos de suelo, son los que definen los temas de seguridad de la construcción y que nos den los documentos avalados por ellos y, si eso existe, nosotros permitimos la operación en escuela en términos educativos”, agregó.

 

La jefa delegacional de Tlalpan, Claudia Sheinbaum, se desmarcó de alguna atribución para determinar el uso de suelo de la escuela, pues señaló que eso es responsabilidad del INVEA.

 

“La seguridad del edificio tiene que ver con el responsable de Obras”, aseguró la delegada en entrevista con Despierta, con Carlos Loret de Mola. También insistió en debe realizarse un peritaje, antes de hacer la demolición del edificio, para determinar si estuvo mal construido.

 

Un día después del sismo de magnitud 7.1, Francisco Fontano, un vecino del colegio, señaló en su cuenta de Facebook una serie de irregularidades que había detectado en esa construcción.

 

“Era un colegio ilegal. Construido a escondidas violando sellos de clausura. Su secundaria operó tres años con sellos de clausura hasta que quien sabe a quién sobornaron para legalizarlo. La secundaria tenía un patio de tamaño ridículo, sin área de seguridad. Las columnas que lo levantaban invadían parte de las escaleras”, indicó Fontano.

 

“En una emergencia, la única salida era llevar a los niños a la primaria. Para hacer esto, el único camino era el edificio administrativo. El que colapsó”, agregó.

 

Este domingo, el diario Reforma indicó que, entre los antecedentes del colegio, está la suspensión de obras de ampliación por presuntas irregularidades; al menos tres clausuras, una de ellas por exceder la altura permitida para una escuela; además de la construcción de dos casas, que presuntamente eran de los propietarios de la escuela, y ubicadas en lo alto de edificios que se derrumbaron.

 

banner fundacion